¿Cómo negociar el precio de una vivienda?

0

Comprar una vivienda es posiblemente la inversión más grande que vamos a hacer en toda nuestra vida, por lo tanto, la decisión de comprar una vivienda tiene que ser una decisión meditada que no puede tomarse a la ligera.

En este artículo te vamos a dar unos consejos que te ayudarán a no equivocarte a la hora de comprar una vivienda, y te daremos consejos útiles para que puedas comprarla al menor precio posible.

Infórmate sobre los precios de viviendas similares

Para comenzar debemos comparar los precios de vivienda similares en la misma zona, para ello es recomendable visitar los portales inmobiliarios online, visitar las inmobiliarias de la zona, y llamar a los anuncios de particulares que veamos en las ventanas. Con todo esto nos podremos hacer una idea de si el precio que nos piden por la vivienda que nos interesa es alto o bajo. Conocer el precio de viviendas similares en el mismo barrio será una de las armas con las que contemos para negociar. Aparte, también sabremos si la vivienda tiene un precio de salida razonable en función de los precios de viviendas de características similares en la misma zona.

Conoce la zona

Debemos visitar la zona varias veces en distintos horarios, para así poder valorar el tráfico, la posibilidad de aparcar en la calle, atascos, el ruido y la actividad comercial. Todos los problemas que encontremos serán puntos a nuestro favor.

Mira la casa por todas partes

Cuando visitemos el inmueble debemos mirar bien todos los detalles de la vivienda, como por ejemplo el estado del suelo, si las puertas cierran bien, si las ventanas tienen doble cristal, el estado de las persianas, presión en los grifos, manchas de humedad en los techos etc. Tenemos que asegurarnos que visitamos bien toda la casa y debemos decirle al vendedor todos los defectos que encontramos en ella. Tambien tendremos que hacer calculos mentales, o en voz alta, de cuanto nos costaria arreglar los desperfectos.

Busca en el mercado de segunda mano

El margen de rebaja de precios en el mercado de segunda mano es mucho mayor, ya que las viviendas suelen estar más que rentabilizadas por sus propietarios, e incluso, en el mercado actual, el precio de venta es superior a lo que sus propietarios pagaron hace años.
En las viviendas nuevas el margen de bajada es mucho menor, ya que los constructores cuentan con un margen de beneficio, y solo en contadas ocasiones venden asumiendo perdidas.

No tienes ninguna prisa

No te apresures a decir. Si a la hora de hablar con el vendedor, ya sea por teléfono o en persona, no debe notar que estamos interesados en la vivienda. Nuestra posición tiene que ser la de “un mirón más”. Tenemos que dejar entrever que estamos con dudas entre dos o tres viviendas más que hemos visto en la zona. Si hemos hecho caso a los consejos anteriores, en este punto ya deberiamos saber los rangos de precios de viviendas similares en la misma zona.
Si no es bueno comprar por impulso, tampoco lo es esperar demasiado, ya que puede que se nos adelante alguien si la vivienda está a buen precio y tiene unas caracteristicas interesantes.

Pide una rebaja, como mínimo, del 10%

Tanto compradores como vendedores sabemos que nos encontramos en un mercado bajista, por lo tanto una caida de un 10% en los precios es más que previsible. Si bien es imposible saber el precio de una vivienda dentro de 15 años, si podemos suponer que las caracteristicas del barrio, como puede ser equipamientos publicos, transporte etc seguiran siendo similares, por lo tanto el precio deberia de serlo.

Compartir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »