Trucos para vender tu vivienda más rápido

0

Claves para vender de forma urgente una vivienda
No es nada fácil vender una vivienda hoy en día

La falta de financiación y salarios cada vez más bajos suponen las principales barreras para vender hoy en día, y es por ello que los demandantes no compran. Además, es precisamente en la coyuntura económica que llevamos viviendo desde el 2008, cuando más urge vender.
Hay ocasiones que por falta de ingresos el particular tiene que pensar en vender en poco tiempo, como el ejemplo de Rosa F.: “Necesito vender mi chalet en Griñón de Madrid de forma urgente. Antes de la crisis en 2007 cuando no lo queríamos vender, nos ofrecían 600.000 euros, ahora lo estamos vendiendo en 400.000 y aún así no nos sobran compradores” .Cuando esto ocurre se pueden probar las siguientes formas:

1. Rebajarlo
La forma más rápida de vender un piso es ofertarlo a un precio más bajo. “Mi recomendación sería fijar un precio que se encuentre algo -mínimo, pero algo- por debajo del menor de los precios de sus competidores, es decir, que sea la mejor oferta del barrio”, apunta Jorge Torrent, responsable de la escuela de expertos inmobiliarios de Look & Find. Aunque Oscar Martínez Solozábal, presidente de la Asociación profesional de Expertos Inmobiliarios (APEI) va más allá y recomienda ofertarlo “no tanto el precio que se marca, sino el precio en que se han cerrado las operaciones”.

De todas formas también hay que saber poner límites al comprador. “Ponerse en manos de un profesional nos ayudará a dar con ese precio, ya que no solo conoce el valor de los inmuebles con los que está compitiendo esa vivienda, pues conoce los valores a los que están dispuestos a llegar los demandantes de una vivienda de esas características”, aconseja Torrent.

2. Adaptar el precio
Podemos ajustar la vivienda con los precios actuales del mercado que se den hoy en día. Para ello hay que comparar las casas de la zona con características similares a la nuestra. “Es poco recomendable la práctica habitual de los propietarios de ‘siempre estoy a tiempo de bajar’. Mientras se esté por encima de la oferta del resto de inmuebles similares, el interesado llamará a los que estén mejor“, apunta Torrent.
De todos modos, no quiere decir que esto agilice su venta, deberíamos diferenciarlo de las demás ofertas de algún modo

3. Publicar un anuncio con “tirón”
Una de las maneras de diferenciarnos del resto de ofertas es publicar un anuncio atractivo, bien hecho para destacar la casa. “Cuando veo un piso con malas fotos por Internet, automáticamente lo descarto”, comenta José Luis C., un joven de 26 años que actualmente está buscando comprar una casa en para mudarse a Barcelona. La imagen vende, esto lo sabemos todos, por eso es fundamental que las fotografía publicadas sean claras y bien iluminadas, donde se muestren todas la habitaciones y se puedan apreciar también sus dimensiones
Además de las imágenes, debemos acompañarlas de un texto que invite a leerse , escrito con sumo cuidado y con toda la información posible para incitar al posible comprador. Esto es: precio, tamaño, número de cuartos, superficie, localización, teléfono de contacto.
Si además quieres darle un plus, puedes colgar un video.

4. Presentarlo a las visitas con la mejor imagen
Una vez que tenemos el precio, y el anuncio la visita será la siguiente fase del desarrollo de la venta, y es donde el vendedor se juega el contrato.
Lo más recomendable es que se presente cuando la vivienda no se esté habitando. “Detalles como una temperatura ambiente agradable en el momento de la visita, que haya orden y pulcritud… son aspectos que ayudan a la decisión de compra”, recuerda el presidente de APEI. Se debe limpiar y ordenar cuidando todos los detalles, para convencer de inmediato al comprador de que la casa está en perfecto estado y de que podría entrar a vivir en ella de inmediato.

5. Facilidad para enseñar el piso
Que el vendedor tenga disponibilidad inmediata es un requisito importante para dar con el mejor comprador. Y más, si tenemos prisa por vender.
Para saber del número de interesados, es beneficioso que tanto el agente inmobiliario como el propietario revisen diariamente todos canales de comunicación con el público potencial: correo electrónico, teléfono, redes sociales, portales inmobiliarios, etc.

6. Vender la casa ya reformada

Es importante hacer una pequeña inversión de reforma antes de vender tu casa, así el comprador verá que el piso está listo para habitarse de inmediato. Si se encuentra con detalles que no le gustan en el mobiliario, suelo y demás espacios puede mostrarse reticente a la compra y se retrasará la transacción.
Es importante que se le ponga especial atención a las instalaciones de gas, agua y electricidad y que el baño y la cocina estén en perfectas condiciones, ya que son los espacios a los que se les presta mayor atención. Una casa recién reformada añade valor a la casa. “Sin duda se vende mejor lo que entra por los ojos. Si es un piso reformado, tiene una cotización más alta. Si está por reformar el precio es inferior”, afirma Martínez.

7. Preparar toda la información
Si por fin se procede a hacer el contrato de compra es importante que el propietario tenga todos los papeles de la vivienda en regla: sin deudas, ni derramas por pagar.
También es útil que disponga de toda la información sobre la vivienda : planos de la casa, los últimos recibos de los suministros pagados, una Nota Simple de Registro de la Propiedad, toda la información sobre los pagos de la comunidad, etc.
Toda la información inmediata que se le pueda ofrecer al cliente agilizará la compra y ayudará a que no se distraiga viendo otros inmuebles esperando por nuestros datos.

Compartir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »